Enrique Landgrave



Un cuerpo no para de sentir. El cuerpo que es finito contiene lo infinito. Es un dibujo, un contorno, una idea; es un conjunto de fuerzas, pliegues y extensiones.

Esta serie en curso, aborda al cuerpo como personaje. Creando ambientes usando proyecciones, objetos, textos, símbolos, etc. Despojándolo de rostro, así como de identidad, consiguiendo que cuerpo y entorno se fundan en una sola escena.
Su obra se destaca por una constante experimentación. Combinando materiales diversos, técnicas y estilos, tanto en pintura, fotografía y collage. En el que captura un rostro, un paisaje o un cuerpo. A partir del color, la escala tonal, línea y la luz.