Juan Bollás



Los temas que aborda surgen de una problemática en relación a los materiales de producción y consumo objetos que tienen una utilidad y son parte de un mundo pragmático con sistemas de valores artificiales donde la copia se consume mas que lo autentico; la repetición, la circulación, el consumo de series construyen una perspectiva del espectador en una nueva realidad geopolítica.

Trabaja con objetos específicos subproductos de consumo en su relación con la circulación de mercancías (bolsas, plásticos, cintas tape, juguetes, propagan- das, envolturas, series), toma en cuenta el color, la transparencia, la sustancia, la textura y la plasticidad de los materiales. objetos que tengan su propia forma y espacio, que establezcan sus tensiones espaciales y que sean parte de un todo visible.

Para establecer relatos que se sitúan en la memoria colectiva de los hechos que ocupan y preocupan a una sociedad consiente de sus realidades ilusorias; juegos que simulan un mundo de simulacro, una sociedad artificial en una lógica de consumo que remite a las relaciones de poder, cuanto tienes cuanto vales una cultura material.


Vivimos tiempos de violencia extrema, el Estado se recrudece y los individuos hemos perdido nuestras garantías en él; la sangre corre a lo largo y ancho del territorio nacional, cabezas y cuerpos son sembrados sin patria y si nombre. Ante este panorama gore más la situación de violencia extrema y abusos del gobierno que vivimos en México, ARTSPACEMEXICO presenta la exposición de Juan Bollás titulada ¿Qué quieres ser de grande?, la cual presenta cómo el capitalismo contemporáneo moldea las subjetividades dentro de un plano escópico; en el que hay dos caminos: la víctima se desmaterializa en la fantasía y el morbo, mientras que el victimario es invisible al ser la encarnación de la crueldad. Ambos están unidos en algún momento del trauma, que es donde surge la elección del camino. Así pues, la exposición ¿Qué quieres ser de grande? de Juan Bollás presenta el proceso de desmaterialización de la víctima siendo sujeto de deseo del capitalismo gore; en este punto, se encuentran las figuras del "maestro", el "militar", el "médico", el "guerrillero", el "presidente" y el "narcotraficante" se encuentran en el imaginario de quienes habitamos este campo de guerra. Dichas figuras se introyectan en la cultura popular como estereotipos de superación laboral y económica, sin considerar que la mayoría de ellas son víctimas-aliados de grupos criminales al recibir la estabilidad que el Estado les ha negado; o bien, son las fuerzas de poder que aniquilan la vida humana a manera de mercancía.